Denuncian que el clan Passaglia protege el “monopolio” de Cablevisión en San Nicolás

0
74

Desde hace ocho años la empresa TeleRed busca instalarse en el municipio, pero el lobby del grupo Clarín lo impide. Cablevisión mantiene zonas “exclusivas” con la vista gorda del Ejecutivo y compite deslealmente con tarifas diferenciadas en donde sí hay competencia.

“La mejor competencia es la que no existe”, es el axioma que, históricamente, acompañó el modus operandi de las empresas del Grupo Clarín. En San Nicolás, esta máxima llegó a límites insospechados y muestra de lleno la complicidad del Ejecutivo municipal, comandado por Ismael y Manuel Passaglia –intendente en uso de licencia e intendente interino respectivamente.

Desde hace ocho años, a la empresa TeleRed, que busca entrar en la ciudad, se le impide expandirse por una ordenanza “a medida” que prohíbe el cableado aéreo en el casco urbano, pero que curiosamente no alcanza a las empresas telefónicas ni a Cablevisión.

Esa instancia logró superarse en 2016, mediante la derogación de un anexo de la ordenanza 7.776. Allí, TeleRed comenzó a trabajar para conectar a la “doble vía” para ofrecer el servicio de internet y televisión en HD; lo cual demanda la el tendido de 7.149 metros de cable desde la autopista hasta uno de los “nudos” que conecta el servicio.

Sin embargo, volvió a toparse con la intransigencia del Gobierno municipal, que tiene a la firma del intendente el expediente con la autorización desde hace más de 30 días. En el interín, la empresa de cable abonó las tasas municipales e hizo frente a una onerosa inversión: el cable aéreo, los postes y tasas y derechos que totalizan varios miles de pesos.

Mientras la empresa lidia con la burocracia, Cablevisión hace los “deberes” para mantener firme su monopolio. En la zona donde conviven los dos servicios, la empresa del Grupo Clarín cobra un abono diferencial que asciende a la mitad de la tarifa que se cobra donde tiene la exclusividad, violando varios artículos de la ley de Defensa de la Competencia.

En concreto, Cablevisión ofrece su servicio a 350 pesos en la zona donde compite con TeleRed y lo factura a 707 pesos en la zona exclusiva.

La práctica desleal ya consiguió un pronunciamiento por parte de Marcos Ocampo, de la Defensoría del Público, que derivó en una denuncia en la Comisión Nacional de Defensa a la Competencia, donde hoy Cablevisión tiene un sumario por abuso dominante de Monopolio.

Claro que ni esos pronunciamientos ni la insistencia de los directivos de TeleRed consiguen perforar la barrera más firme de la protección al Grupo Clarín: la intransigencia del clan Passaglia para darle curso al expediente que permitiría a sus ciudadanos elegir cuál de los dos servicios satisface mejor sus demandas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here