En la misma sintonía que Cambiemos, la CGT acusó a la izquierda por los despidos en PEPSICO

0
61

El integrante del triunvirato que dirige la central obrera, Juan Carlos Schmid, también arremetió contra quienes llevan adelante la defensa de los puestos de trabajo en la fábrica ubicada en Vicente López. Eso fue obra de un reclamo mal conducido por un sector altamente ideologizado”, sostuvo.

Uno de los integrantes del triunvirato de la CGT y secretario general de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, Juan Carlos Schmid, habló sobre los conflictos gremiales en general y en particular sobre los despidos masivos en PEPSICO. En ese marco, tras el violento desalojo que sufrieron los trabajadores en la planta ubicada en Vicente López, el sindicalista acusó a la izquierda por el conflicto laboral.

En ese aspecto, manifestó que “cuando los conflictos son llevados con una carga ideológica precisa y no ofrecen alternativas de negociación”, derivan en “problemas no deseados”, y puso como ejemplo el conflicto de transporte urbano ocurrido en Córdoba en junio pasado que, “terminó con 200 compañeros en la calle y una ley que restringe el derecho de huelga” y que, dijo, será objetada ante la Organización Internacional del Trabajo y el Poder Ejecutivo.

Sobre los 600 despidos en PEPSICO y la intervención de la policía para echar a los trabajadores que ocupaban la fábrica, sostuvo que “eso fue obra de un reclamo mal conducido por un sector altamente ideologizado”.

Ante las críticas que recibió tanto la CGT como el sindicato de Alimentación por la inacción mostrada en el reclamo de los operarios despedidos, se excusó y rápidamente buscó justificativos para intentar atenuar los reclamos que existen hacia la central obrera por no defender los derechos vulnerados.

Entonces señaló que “el sindicato de base (Alimentación) estuvo actuando”, admitió que “pudo ser polémico, criticable pero estuvo haciendo tratativas”, y declaró que “a pocas horas de conocido el suceso (el pasado jueves), la CGT había fijado posición”, dijo al referirse al anuncio de una movilización para el 22 de agosto, durante la reunión del consejo directivo.

En tanto, al referirse a la situación general del país, Schmid la definió como “decididamente mala” porque -sostuvo- “hay una cuestión generalizada de gente que no llega a fin de mes, aumento de la pobreza y falta de expectativas de mejora en los próximos meses”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here